top of page

¡Mi mamá es CEO!

Actualizado: 16 dic 2021

¡No aguantará el trabajo por tantas horas!, ¡No tendrá tiempo para la familia! ¡No va a durar mucho en ese puesto! ¡Tiene que fracasar para que se de cuenta que su papel es en la casa cuidando a los niños!

Estos son algunos de los argumentos expresados principalmente por las parejas o los padres de mujeres valientes que han decidido recorrer el mundo empresarial. Estos mitos por generaciones, han limitado a la mujer haciéndole creer que no era capaz de tener un trabajo, mucho menos dirigir una empresa, generando con esto la falsa creencia que existe incompatibilidad entre la vida profesional y la vida familiar para una mujer.


Hoy en día, estos argumentos han perdido valor, porque la mujer ha ido posicionándose en altos puestos empresariales llevando de forma simultánea el rol profesional y el rol de madre, generando con ello, que sus hijos tengan mayor probabilidad de ser emprendedores y/o dueños de grandes corporaciones. Es decir, los hijos de mujeres ejecutivas tienen una mayor probabilidad de ser exitosos, porque son niños que van creciendo con la convicción que sus sueños pueden convertirse en realidad si creen en ellos mismos y entendiendo que el fracaso es parte del recorrido hacia la grandeza.


¿Cómo lleva una mujer empresaria su rol de madre sin descuidar ninguno?


La mujer empresaria ha sido reconocida por tener valores claros de fortaleza, valentía y empoderamiento, pero también ha sabido mantenerse en la dualidad de su rol como madre y empresaria, teniendo una amplia capacidad para desempeñar múltiples tareas, además de su naturaleza intrínseca en cuanto a la responsabilidad y el amor que son valores fundamentales que le permiten impulsar una familia y también una empresa.


La posición ejecutiva también lleva a la mujer a ser parte de las estadísticas económicas, donde se evidencia que en este aspecto también adquiere un ingreso alto que le permite cubrir la escuela de sus hijos, actividades extra escolares y el cuidado de ellos manteniendo el equilibrio con la jornada de tiempo que como "Mamá CEO" tiene que cumplir.


¿Qué características poseen los hijos de las mamás que trabajan, son empresarias o CEO?

  1. Los hijos de las mujeres que poseen altos puestos ejecutivos o son CEO completan más años de educación debido a que crecen rodeados de un nivel intelectual que los lleva a sentir amor por el estudio.

  2. Desde muy pequeños adquieren la visión clara de lo que serán cuando sean mayores.

  3. Aprenden a ser más independientes y respetan mucho más el espacio vital de los miembros de su familia.

  4. Hacen menos berrinche y aceptan más el diálogo como medio de comunicación, adquiriendo grandes habilidades de negociación para alcanzar lo que quieren.

  5. Son más considerados con los quehaceres domésticos y participan con agrado en la responsabilidad del hogar.

  6. Poseen una gran iniciativa e imitan el liderazgo de su madre, participando en juegos y actividades escolares donde toman el protagonismo.

Por otro lado, también hay que decir que muchos niños tienen otras características como:

  1. Se sienten abandonados,

  2. Toman una posición defensiva con el padre y generan un vínculo de mayor acercamiento.

  3. Tienen descontrol en el uso de electrónicos, videojuegos y TV o computadoras.

  4. Son más inconscientes de los aspectos materiales, creyéndose merecedores de todo y exigiendo por todo.

  5. Son malcriados a la hora de pensar que la sociedad debe darles un trato especial por el cargo que tiene su madre.

Como vemos una Mamá CEO tiene grandes desafíos para poder mantener el equilibrio y sacar lo mejor de sus hijos, Dependiendo del lugar donde se encuentre y la cultura y creencias que posee, ventajas y desventajas se suman a estas listas. Lo importante es que puedan reconocer como mujeres que siempre es posible tener un equilibrio entre la vida profesional y la vida familiar.



49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page