top of page

El efecto de los tatuajes


Antes de comenzar con el tema en cuestión, quiero contarte que mi objetivo con este artículo es hacer un llamado de atención sobre los efectos que pueden tener los tatuajes en adultos y jóvenes.

¿Qué es un tatuaje?


Se le llama tatuaje a una forma de modificar el cuerpo que altera de manera temporal o permanente el color de la piel, plasmando un dibujo, patrón, figura o texto mediante agujas y otros instrumentos de inyección de tinta o pigmento en la dermis. En la antigüedad los tatuajes se hacían como señales o marcas de una tribu, colonia o cultura para distinguirse de las demás, pues cada una tenía una connotación o un motivo diferente. Estas manifestaciones artísticas eran primordiales del sexo masculino, así mismo las personas que hacían la técnica, así como los lugares donde se hacían, carecían de publicidad y legalidad, es decir, eran clandestinos.


Ahora bien, la práctica del tatuaje en la sociedad actual tomó otra connotación, incluso la tasa de jóvenes (mujeres o niñas) que se tatúan se ha incrementado notablemente en la última década. Esta conducta responde a patrones inconscientes del medio en el que se desenvuelven los jóvenes, donde diversos medios de influencia como la música, el cine y la moda les manipulan para inducir un gusto hacia un proceso de autolesión en sus cuerpos que tendrá en algún momento efectos negativos.

Es impresionante como la industria del tatuaje se ha fortalecido con el paso de los años y es promovida por personas con algún tipo de disfunción que han encontrado en este medio un sustento que la sociedad antes no les brindaba y que gracias al internet y la gran variedad de artículos que señalan que esta práctica es inofensiva, (lo que es falso) cada día aumentan su número de clientes.


En este mismo sentido, es importante resaltar que los países desarrollados en la actualidad cuentan con una industria especializada en esta práctica que comenzó a regular los procedimientos a fin de minimizar los riesgos, sin embargo, en una gran cantidad de países aún se realiza sin regulación ni control.


Es de lamentar que muchos padres aún no se dan cuenta que para la gran mayoría de los jóvenes los tatuajes significan individualidad de la identidad. Esto quiere decir, en palabras más simples, que ellos piensan que tatuarse los hace diferentes en el grupo donde se desenvuelven, los hace notar y genera algún tipo de intimidación, sobre todo cuando estos están en lugares visibles del cuerpo, pues sienten que están expresando una parte de su ser.


A través de algunos jóvenes que se han hecho tatuajes y que he atendido en mi consulta, he podido identificar que los padres fueron los que estimularon en ellos el deseo de hacerlo. Al indagar en sus realidades familiares, descubrí que estos adultos perciben el tatuaje como una expresión de juventud y al igual que pasa con sus hijos sienten que se hacen notar y algunos incluso expresaron la frase "Me hace sexi".


Otro aspecto a considerar es la necesidad de borrar o eliminar las marcas del cuerpo cuando ya la persona es adulta, o cuando se ve rechazado por su aspecto, creando así otra industria que es la que retira los tatuajes.


Lo cierto es, que cuando una persona se hace un tatuaje está marcando su cuerpo de por vida, en algún momento determinado esa marca va a representar un obstáculo, ya sea social, psicológico o físico en la persona que la posee. Estoy segura de que este tema genera preocupación en los padres, así como muchos otros.


Por este motivo, dedico un capítulo completo a este tema en mi libro “Cómo combatir la alteración de conducta en los hijos”, que puedes adquirir en mi tienda virtual, disponible en mi sitio web http://www.benitamendez.com/tienda


¿Te pareció útil? Compártelo con otros padres, ayuda a fomentar la crianza efectiva.





11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page