top of page

La higiene y el cuidado personal en los niños según la edad.

Actualizado: 4 feb 2021


Como crear hábitos de higiene en los niños

Crear hábitos de higiene y cuidado personal a los niños es una tarea que debe iniciar en el hogar a muy temprana edad. En los primeros años, el niño tiende a hacer aquello que ve y aunque algunos padres esperan la escolaridad para que adquieran hábitos como lavarse las manos todos los días después de usar el baño o cepillarse los dientes después de cada comida, al levantarse y al dormir, difícilmente estos hábitos en los niños llegarán a formar parte de su estilo de vida como adulto si sus padres no contribuyen en incorporarlos desde muy temprana edad.


Entre 6 y 12 meses


En esta etapa el medio de comunicación en los niños son las manos y boca, aquí comienzan a agarrar y probarlo todo con su boca, por lo cual es importante iniciar la higiene y el cuidado de estas áreas y a su vez esta acción los ira habituando a la necesidad de sentirse limpios, por supuesto sin caer en el extremo de andar todo el día con un pañito para limpiarlo, el niño también necesita aprender a conocer la suciedad. Lo recomendable para incorporar este hábito es hacerlo de 3 a 5 veces al día, dependiendo del ambiente en el cual interactúa el niño. También es importante comenzar a limpiar sus encías lo cual no solo les introduce al cepillado dental también le ayuda a aliviar el proceso de la dentición disminuyendo la acción de llevarse las cosas a la boca.


12 a 24 meses


Aquí inicia el hábito del orden y para ello podemos utilizar cualquier elemento con el cual el niño interactúa, su cama, juguetes, el plato de comer, vaso, la ropa, los utensilios que tiene en el carro, etc. En esta etapa también se incorpora la independencia, por ejemplo los niños encuentran gran satisfacción al vestirse y desvestirse, así que a la hora de cambiarlo deje que lo intente solo, eso lo ayudará a ser más seguro e independiente en el futuro. Otro hábito importante es el lavarse las manos tras sonarse la nariz, toser o estornudar, después de ir al baño, tocar a un animal o después de jugar.


2 a 3 años


En esta etapa aumenta la incorporación de hábitos de higiene como por ejemplo, comer solo, inicia el cepillado de los dientes, el peinarse, ir al baño a defecar en la mañana y en la noche, lo ideal es que sea todos los días antes de cenar, porque les relaja y facilita su sueño, aprender a dar orden a sus espacios y crear sentido de pertenencia con sus juguetes.


A partir de los cuatro años


En este momento si usted ha permitido la incorporación de los hábitos anteriores su vida será más fácil, porque es mucho lo que el niño será capaz de hacer a esta edad. Aquí se debe incorporar el atarse los cordones, vestirse, limpiarse solo cuando va al baño, así como el bañarse solo.


Después de los seis años


Es posible que el niño retroceda y se niegue a continuar con algunos hábitos, esto ocurre porque el tiempo ya tiene valor y siente que bañarse o lavarse las manos es una pérdida de tiempo porque el juego y la escuela pasan a formar parte de su vida y probablemente se requiere algunos recordatorios y establecimiento de metas condicionadas, sin embargo en esta etapa afianzan su independencia al elegir la ropa que se van a poner, o la comida que quieren comer. Ya debe incorporarse la enseñanza de cortarse las uñas solo. Los hábitos de higiene crean conciencia en el niño sobre el cuidado del propio cuerpo y los hacen más autónomos y seguros.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page