top of page

¿Cuándo puedes comenzar a enseñarle modales a tu hijo?

Actualizado: 4 feb 2021


El respeto, las buenas costumbres, la educación son parte fundamental en el desarrollo de nuestros hijos, apenas comienzan su movilidad e interacción con el mundo los padres pueden incorporar un lenguaje básico, pero efectivo, que le abrirá puertas en su adultez y le permitirá destacar socialmente, “por favor”, “gracias”, “buen día” “lo siento”, "permite que te ayude". Son algunas de las palabras o frases cuya repetición habitual y buen uso se adquiere en el hogar y se refuerza en la escuela.

Los niños aprenden por la respuesta que estas frases o palabras generan, no porque conocen su significado, por lo tanto es necesario que los padres las incorporen en su trato hacia ellos, aun cuando el niño carece del lenguaje hablado, es decir, si le piden al bebe que los mire y este lo hace, un padre que da las gracias por esa acción y además acompaña la palabra con una sonrisa, enseña a su hijo por repetición de conducta que la palabra “gracias” se usa cuando logramos que alguien haga algo que pedimos.

La mejor manera de animarle a ser educado a su hijo es que usted mismo demuestre buenos modales. Según como trates a las personas tu hijo te tratara a ti y al resto de las personas con los que se relacione.


¿Cuándo puedo comenzar a enseñarle modales a mi hijo?

Como lo mencioné, esta es una conducta que se aprende desde muy temprana edad, es una hábito adquirido por asociación y repetición. Ayuda a desarrollar en el niño la interacción social y le brinda un espacio de interacción donde sus buenos modales le harán sentirse aceptado y seguro en nuevos ambientes, ya que nadie se resiste a estas palabras o frases, incluso algunos la llaman "palabras mágicas" que tienen una connotación muy positiva en la respuesta, mucho más cuando son expresadas por niños.

Tu objetivo como padre es que a corta edad aprenda a tener sentido de independencia, seguridad emocional y buena autoestima. Los buenos modales le ayudaran en ese sentido, teniendo asi en las futuras etapas de su desarrollo una capacidad de expresión sana que será clave para conducirse cuando se encuentre en estados de frustración e ira.

Recuerda, la constancia hace el hábito y el hábito hace la conducta, si una regla o tipo de comportamiento se aplica solo en ciertas ocasiones generaras confusión en su aprendizaje y te costará más incorporar estos buenos hábitos en el futuro.


¡Gracias por querer aprender!

Recuerda, "Todos los conflictos familiares terminan con educación" - Benita Méndez


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page